Un extraño le arrebata a su bebé de sus brazos y pide ayuda para localizarlo


El lugar más seguro donde puede descansar un bebé es en el regazo de su madre, ellas son capaces de ofrecer la protección y el amor necesarios para garantizar su bienestar.

Tienen ese instinto especial que les permite percibir el malestar o peligro de sus hijos. Lamentablemente, la madre que protagoniza esta noticia tuvo que enfrentarse a la dolorosa experiencia de perder a su hijo.

Lo peor de todo es que lo tenía en sus brazos cuando un extraño se lo arrebató. El pasado 31 de mayo fue cuando pudo ver a su bebé por última vez.

Tenía un mes de nacido cuando desapareció repentina y dramáticamente, según las declaraciones que ofreció la madre a los medios de comunicación locales varios sujetos participaron en la operación.

El hecho sucedió en la localidad de Toluca en México, desde que los familiares denunciaron la desaparición las autoridades emitieron una Alerta Amber para dar con el paradero del niño.

El bebé desapareció exactamente en el municipio San Pablo Autopan, mide 90 centímetros, tiene tez morena clara, cabello negro, ojos cafés oscuro, boca pequeña, cara redonda. Tiene cejas semipobladas, nariz chata, labios delgados y su complexión es robusta.

Cuando fue arrebatado de los brazos de su madre tenía una manta de color verde, un jersey de color rojo y un pantalón marrón.

La desesperada madre pide ayuda a los ciudadanos que puedan ofrecer cualquier información para dar con el paradero del bebé. Las autoridades policiales trabajan en un operativo de búsqueda para esclarecer los hechos y localizar al menor.

Es lamentable que haya ocurrido este hecho, la noticia ha causado conmoción en las redes, muchas personas se han unido en oraciones para pedir que el pequeño permanezca fuera de peligro y que pronto pueda reencontrarse con su madre.

Hasta el momento no se han revelado detalles de la investigación, los agentes de la policía se han limitado a difundir la imagen con la foto y las características del bebé instando a la población a comunicarse con ellos en caso de ver al niño.

Han transcurrido 72 horas desde la desaparición del pequeño arrebatado del regazo de su progenitora que llora aterrorizada mientras lucha por mantener la esperanza de volver a verlo.

El Debate

Los medios de comunicación permanecen atentos a los avances de este lamentable caso en el que fueron vulnerados los derechos de un ser indefenso y dependiente de los cuidados de un adulto. Nadie debería aprovecharse de la fragilidad de un bebé. Comparte esta noticia.