Salva a sus 3 niños mientras su casa era consumida por llamas sin importar quemarse totalmente


Los héroes y las heroínas no pertenecen solamente al mundo de la ficción o la fantasía. De la vida real suelen emerger personajes ejemplares que evitan tragedias y hacen del mundo un lugar más seguro. Esta es la historia de Angel Fiorini, una madre de 33 años de Newman Lake, Washington que sin súper poderes realizó una hazaña que salvó la vida de las personas que más ama.

¿Cómo reaccionarías si te despertaras una noche en medio de un terrible incendio que consume tu casa? Esto precisamente fue lo que le sucedió a la valiente Angel, quien se despertó por la asfixia provocada por el humo para inmediatamente presenciar el horror de su casa ardiendo.

En ese momento, Angel se encontraba sola en casa con sus hijos, ya que su novio y padre de sus hijos, Aaron, estaba trabajando en horario nocturno, de modo que lo primero que se le ocurrió hacer fue moverse rápidamente a través de ese infierno imprevisto para poner a salvo a los niños.

En medio del caos del incendio, sorteando obstáculos entre las llamas, literalmente, corrió hasta la habitación de dos de ellos, Rosalie de 2 años y Vinnie de 4. Pudo tomarlos en brazos hasta sacarlos a un lugar seguro. Cuando miró hacia atrás no podía creer lo que estaba sucediendo: toda la casa era consumida por las llamas.

Angel estaba horrorizada puesto que todavía estaba dentro su hija mayor, Gianna de 8 años y no había ningún lugar por donde acceder a la casa sin quemarse. Llena de audacia, esta valerosa madre de familia se lanzó a las llamas arrastrándose por el piso, tratando de esquivar el fuego sin éxito.

Aunque su cuerpo estaba sufriendo quemaduras, Angel seguía avanzando hacia el interior de la casa en búsqueda de la pobre pequeña que aún estaba en medio del incendio. Arrastrándose, pudo encontrar a la niña y sacarla de su habitación.

Angel logró al fin sacar a su hija hasta la puerta y ponerla a salvo, sin embargo, perdió el conocimiento.

Afortunadamente, ya los vecinos estaban al tanto de lo que estaba sucediendo en el vecindario y atendieron el llamado de ayuda, incluso uno de ellos era un bombero retirado y pudo terminar de sacar a Angel que sufría graves quemaduras.

“Solo una madre es capaz de hacer una hazaña de esa naturaleza”, comentó conmovida una internauta.

Recientemente la familia Fiorini volvió a ser noticia, puesto que Aaron, quien había dilatado su promesa de matrimonio con los años, abrió los ojos al darse cuenta de lo frágil que puede ser la vida y que no hay que dejar para después decisiones importantes, así que decidió pedir a Angel que fuese su esposa oficialmente y se casaron tras 15 años viviendo y compartiendo juntos.

Además, los Fiorini han recibido el apoyo de su familia y vecinos, puesto que en ese horrible incendio perdieron todos sus bienes, pero su relación familiar se fortaleció más que nunca y, poco a poco, han podido dejar atrás el terrible incendio. Nuestros mejores deseos están con ellos.

Comparte esta increíble historia de valentía con tus familiares y amigos, el amor de una madre no tiene límites.