Restaurante toma polémica decisión –prohibe niños que lloren o no permanezcan sentados


Muchas veces nos asalta la pereza y no apetece cocinar, nada mejor que ir a un restaurante y comer cosas ricas. Sin mencionar que nos ahorramos la molestia de tener que lavar cacerolas y platos.

Pero para aquellas personas que tienen hijos, ir a un restaurante a veces se puede convertir en toda una odisea. Los niños son precisamente eso, niños, y cuando se aburren o se impacientan quieren jugar y quemar toda esa energía que llevan adentro.

Esto puede molestar a algunos clientes, así que hay ciertos restaurantes que han decidido tomar medidas drásticas, algo que no ha gustado a todo el mundo.

En el restaurante The New Mediterranean en Llandudno Gales, en Reino Unido parece que se les acabó la paciencia con los niños que visitaban el local junto a sus padres y decidieron tomar medidas, reporta The Sun. 

Un día los clientes se encontraron que el menú incluía una serie de normas dirigidas a todos aquellos clientes que visitaran el local con niños.

El texto dice lo siguiente:

“Los niños deben estar sentados todo el tiempo y no se debe dejar que deambulen por el restaurante. El restaurante puede ser un lugar peligroso: personal portando platos calientes, etc..; no nos hacemos responsables de tus hijos si resultan heridos en el restaurante porque no se les prestaba atención. Los niños son la única responsabilidad de sus cuidadores en nuestro restaurante. Los niños deben ir acompañados al baño por razones de salud y seguridad.

Los niños menores de 8 años serán servidos con platos y boles de melamina, debido a que los platos de porcelana se sirven calientes.

Niños llorando y gritando: a la dirección le gustan los niños en el restaurante, pero entendemos que cuando los niños gritan y lloran molesta a otros clientes. Los clientes no vienen a escuchar a niños gritando; les pedimos de la forma más educada posible, por favor si tu niño está llorando y gritando, por favor llévalos fuera del restaurante hasta que se calmen. Realmente no quiero enfadar a nadie, pero hemos tenido quejas en el pasado. Tienen que entender que la gente no viene a escuchar a niños llorando y gritando. Así que por favor, sean considerados con los demás. Desafortunadamente, si un niño no cesa de molestar la cena de los otros, desafortunadamente tendremos que pedirles que abandonen el restaurante, lo que odiaríamos hacer. ¡Sabemos que esto ofenderá y odiaríamos hacerlo también!”

Sin embargo, no todos quedaron muy complacidos por estas “normas para niños”, y una mujer de hecho quedó bastante ofendida al leer el escrito. Muchos otro padres expresaron su desacuerdo.

restaurante
Foto: Shutterstock

The Mirror escribe que Aunque las opiniones son dispares, también hay quienes dicen que tienen su derecho a no comer en una guardería, que los padres deberían controlar mejor a sus hijos y que un restaurante tiene derecho a establecer sus normas.

¿Y tú qué opinas?¡Te invitamos ha dejarnos tu opinión en el apartado de comentarios!