Madre llega en el momento exacto en el que la maestra avergüenza a su hijo en público y decide actuar


La vida no es fácil para nadie y el acelerado ritmo de la vida diaria puede llevar a una madre a perder el control de las cosas, por más que se esfuercen y den su máximo, en ocasiones puede pasar que fallen en algo, pues no siempre les es posible con todas las tareas del día a día cumplir con las actividades de sus hijos.

Nicole Sara Garloff, es una madre que vive en Grants Pass, Oregon, junto a su hijo Hunter, de 10 años de edad. En el año 2015, cuando Hunter tenía 6 años de edad, el auto en el que viajaban tuvo una avería, así que Hunter llegaría tarde a la escuela, lo cual implicaba que fuera llevado a la dirección de la escuela por su retardo.

Nicole padecía de osteoporosis crónica por lo que moverse en las montañas le era complicado pues era cuando más dolor sentía, así que lo ocurrido no era del todo su culpa.

Después de un largo camino llevó a su hijo a la escuela, pero no se quedó conforme con ello, así que decidió ir a visitarlo durante la hora del almuerzo para ver cómo le había ido con el castigo.

Al llegar a la escuela se dio cuenta que había sido avergonzado en público por su maestra de una terrible manera.

Esta imagen es la escena con la que se encontró la madre.

El pequeño había sido sentado aislado de todos los niños y por si fuera poco con una división blanca frente a él para que no pudiera ver a ninguno de sus compañeros y que ellos tampoco lo pudieran ver.

Frete a él tenía una taza con una letra “D” que significa “Detención”.

Nicole se dio cuenta que por la mejilla de Hunter rodaban enormes lágrimas. Ver a su hijo excluido y avergonzado, fue demasiado para ella, su corazón se destruyó en mil pedazos.

Era una situación muy indignante, algo que no ocurría desde hace mucho tiempo, así que Nicole decidió tomar fotografías para hacer algo al respecto.

Después de que Nicole le contó la terrible situación a su madre, esta decidió publicar la imagen en Facebook y sin pensarlo tuvo más de 80.000 reacciones en unas horas.

“Este pequeño es mi nieto Hunter, estudia el primer grado. En ocasiones el auto de su mamá no enciende, así que llega algunos minutos tarde a la escuela. El día de ayer llegó un minuto tarde, cuando su mamá volvió a la escuela descubrió cuál fue su castigo. Al parecer le han hecho esto 6 veces por algo que está fuera del control de este pequeño, se burlan de él frente a sus compañeros, la directora es responsable de esto. Su madre lo encontró llorando por lo que decidió llevárselo a casa. Quisiera que me ayudaran a compartir y a bombardear a la directora para que sepa lo inapropiado que es esto”.

No fue sorpresa que la directora recibiera miles de mensajes y críticas en contra de ella misma y de la escuela.

Pero la comunidad de Grant Pass quiso ir más lejos y resolver el problema de Nicole sobre su auto y para que su hijo Hunter no llegara nuevamente tarde a la escuela.

Nicole y su esposo Mark Cmelo, fueron por su automóvil que se encontraba en el servicio de automotriz Kelly, pero en el lugar se llevaron la sorpresa de sus vidas.

Varios empresarios, el dueño del concesionario y un locutor de radio local, decidieron comprarle una camioneta Chrysler nueva a Nicole.

Aquí podemos ver la reacción de la familia de Hunter cuando recibieron la camioneta nueva:

Mark Cmelo, no podía creer lo que la comunidad había hecho por ellos, esto demuestra que aun queda muchas personas buenas en este mundo. Pero lo más importante es que gracias a que la historia se esparció en redes sociales, la escuela tuvo que cambiar sus políticas de detención.

Sin duda muchas escuelas necesitan restablecer sus normas pues ningún niño debería ser avergonzado de tal manera. ¿Qué opinas al respecto?

Fuente consultada: Viralistas