Lo arrojaron desde un auto en movimiento. Pero cayó en las manos de una nueva y cariñosa familia


El pobre perro se crió con una familia cruel y abusiva, pero recibió una segunda oportunidad. Esta vez supo que era la correcta.

El acuerdo fue el siguiente: los perros nos protegen de las bestias y acompañan en las travesías, y a cambio, las personas los alimentamos y damos un hogar. Así fue como se inició la relación entre caninos y humanos. De hace ya han pasado varios miles de años. El acuerdo ha sufrido los cambios necesarios para adaptarse a la actualidad, pero en su esencia se mantiene bastante idéntico.

Es por esto que resulta bastante penoso encontrarse con una persona que espera recibir todos los beneficios de vivir con un perro, a cambio de no poner su parte del asunto.

@4luckydogspetrescue

Decir que la historia de Nova, el pequeño mestizo de 7 meses, cae dentro de esta clasificación, es bajarle el perfil a algo que la verdad es que corresponde a un verdadero crimen. Nova fue adoptado por una familia que esperaba recibir todo de él, sin siquiera darle lo mínimo que un perro se merece: protección y dignidad. 

A tal punto llegó el maltrato que recibía, que un día sus dueños llevaron todo al extremo. Aburridos de cuidar de Nova, lo lanzaron por la ventana de su auto en movimiento.

@4luckydogspetrescue

Herido, Nova debió buscar refugio. Sin ninguna oportunidad, debió pasar a vivir en la calle. De todas maneras, esto era una mejor opción que seguir soportando los maltratos a los que lo sometía su anterior familia. Por suerte para él, existe gente buena, como la del rescate de mascotas 4 Lucky Dogs. Ellos recogieron a Nova, llegando al pequeño perro a poco tiempo después de que su familia adoptiva realizará el crimen que lo dejó herido y cojeando de más de una de sus patitas. 

Lo cuidaron y ayudaron a recuperarse. Una vez sano, Nova seguía siendo desconfiado. Para él, las personas eran algo peligros, que debía evitar a toda costa.

@4luckydogspetrescue

Sus cuidadores creyeron que la naturaleza desconfiada de Nova significaría que nunca logré ser adoptado. Incluso si uno familia lo encontraba un perro bonito, al ver que no se dejaba acariciar lo más probable es que perdieran todo interés. 

Pero no contaban con el tamaño de los corazones de la familia Morton.

No solo fue Nova adoptado por una familia que podía cuidar de él sin ningún problema, sino que también estaban dispuesto a rehabilitar a Nova. El perro podía no ser muy juguetón, pero ellos estaban seguros de que al largo plazo, lograrían darle la confianza suficiente como para que decida unirse a la vida familiar. 

Los primeros meses fueron difíciles, pero de a poco Nova se fue acercando a su nueva familia. Primero se dejó tocar, luego comenzó a jugar. Cuatro meses después, ya subía a los sillones para recostarse junto a sus dueños.

@4luckydogspetrescue

Cuando Nova ya era parte de la familia, los Morton se llevaron una última sorpresa. Al llevar al perro al veterinario, se dieron cuenta que ya estaba registrado. Más específicamente, que su familia anterior lo había declarado como ‘muerto’. Los Morton no podían creer la crueldad de estas personas. 

Pero Nova los ayudó a olvidarse de ellos. Su simpatía y energía para jugar y acompañarlos es tal, que no importa lo que haya sufrido en el pasado, es un perro con un bello presente y un auspicioso futuro.