La emotiva reacción de un niño al recibir la prótesis de su pierna y bailar por primera vez


Ahmad Sayed Rahman, un hermoso niño de cinco años, perdió una de sus extremidades inferiores en una explosión, cuando tenía solo ocho meses. Después de superar tantas adversidades, una prótesis ortopédica le devuelve la alegría y baila extasiado de un lado a otro, ante la felicidad de las personas que presenciaron el momento.

El pequeño nació en una humilde familia de padres campesinos que se dedicaban a las actividades agrícolas en una provincia de Logar, al sur de Kabul.

En este lugar son habituales los combates entre las fuerzas gubernamentales y los talibanes. Cuando apenas iniciaba su vida fue herido en un enfrentamiento entre ambos.

El niño fue llevado al hospital de Kabul, donde le amputaron la pierna. La lesión lo obligó a depender de prótesis muy incomodas para caminar.

Anualmente, ha visitado el centro ortopédico de la Cruz Roja en Kabul con la esperanza de recibir una prótesis y sentir la alegría de caminar por sus propios medios. Gracias a ellos ya tiene una pierna nueva.

Él le robó el corazón a muchos internautas que tuvieron la oportunidad de ver el vídeo donde aparecía con sus brazos en alto, bailando una danza típica afgana. Es muy difícil contener las lágrimas mirando la grabación.

Las imágenes fueron compartidas por Roya Mosawi, un vocero del Comité Internacional de la Cruz Roja en su país, en su cuenta de Facebook y Twitter. El vídeo se viralizó, alcanzando miles de reproducciones y mensajes de cariño de los usuarios.

“Se pone de pie y baila música afgana. Esto simboliza la resistencia de los afganos a la guerra y el optimismo hacia el futuro”, expresó el poeta y periodista Suhrab Sirat.

Él es uno de los muchos niños que en su país reciben prótesis, la suya es la cuarta desde que ocurrió ese terrible accidente en su vida. Ahmad disfruta con la popularidad obtenida en las redes.

“Soy yo”, dijo Ahmad mientras miraba el vídeo donde aparece bailando.

Alberto Cairo, el director del centro ortopédico que le ajustó la pierna a Ahmad, también se alegró cuando se dio cuenta de la atención que está recibiendo la institución desde que este vídeo fue subido a las redes.

“Cuando ves a un niño con una extremidad artificial bailando, por supuesto, todo el mundo lo mira. Estoy muy feliz de saber que esto va a todas partes”, dijo Cairo.

Ahmad Raesa, la madre del feliz niño, estaba contenta por su hijo y tiene muchas esperanzas para su futuro.

Quiero que él vaya a la escuela y se convierta en médico o maestro. Estoy tan feliz. Es un buen niño”, comentó la orgullosa madre.

El Universal

Es admirable el optimismo y valentía de este dulce niño para enfrentar una situación tan difícil y dura en su vida. Debemos aprender de él y nunca dejar de luchar, pese a todas las adversidades que puedan surgir.

Una historia tan inspiradora merece ser compartida, no te vayas sin hacerlo. El gesto de este pequeño está cambiando la forma de ver la vida de mucha gente.