Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original


Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Varios autores han realizado intentos de crear una lista de las maravillas del mundo. Uno de los primeros fue el famoso historiador de la antigüedad, Heródoto. En su versión se incluyen solo 3 creaciones de los habitantes del Mundo Antiguo, ubicadas en la isla de Samos: un túnel a través de una montaña, una muralla reforzada que rodea el muelle del puerto y un templo de la diosa Hera. Las otras 7 maravillas fueron representadas por el poeta griego Antípatro de Sidón en sus poesías. La obra literaria sirvió de base para la lista de Filón de Bizancio, que se considera canónica cuando se trata de las 7 maravillas del mundo.

Desafortunadamente, solo una preciosidad de la lista de Filón sobrevivió hasta el día de hoy. Genial.guru recopiló los datos sobre cómo probablemente se veían en la antigüedad las maravillas perdidas del mundo.

Gran Pirámide de Guiza

Reconstrucción del aspecto original de la Pirámide de Guiza.

La única reliquia de la lista de las maravillas del mundo antiguo conservada hasta el día de hoy. Y, al mismo tiempo, la más antigua: estimadamente tiene 4 500 años de edad.

La construcción de la tumba de Keops, de 138 m de altura, tomó alrededor de 2,3 millones de bloques de piedra. Se supone que su construcción tardó 20 años. Dentro se encuentran las cámaras del Faraón y su esposa, así como un complejo sistema de corredores y minas. Probablemente, la pirámide fue originalmente forrada con losas de mármol blanco o piedra caliza, que no se pudieron conservar.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

La Pirámide de Guiza en la actualidad.

Jardines Colgantes de Babilonia

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

El rey de Babilonia, Nabucodonosor II, ordenó establecer los jardines colgantes en los terrenos del palacio para complacer a su esposa. Por su construcción, las terrazas parecían una colina verde, que se convirtió en un oasis en medio de la polvorienta y árida Babilonia. Todos los días, cientos de esclavos tenían que girar la rueda que suministraba agua desde el Éufrates hasta la parte superior de la estructura, donde se proporcionaba un sistema de tuberías para regar las plantas.

Posteriormente, el palacio fue ocupado por Alejandro Magno. Después de su muerte, nadie se preocupó por los jardines, y estos cayeron en el abandono. Las inundaciones arrasadoras destruyeron los jardines colgantes, y de la legendaria Babilonia quedaron solo las ruinas en el territorio del actual Irak.

Estatua de Zeus en Olimpia

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

En la ciudad de los Juegos Olímpicos, se decidió erigir un templo de mármol en honor al principal dios griego. En el interior había una estatua de marfil de Zeus, que supuestamente tenía entre 12 y 17 m de tamaño. Se necesitaron 200 kg de oro puro para decorar el monumento, cubriendo con eso la capa del dios, el cetro con un águila en la mano izquierda del Tronador y la estatua de la diosa Niké, que Zeus sostenía en la mano derecha.

La conquista de Grecia por el Imperio Romano y las posteriores guerras llevaron a la destrucción y al saqueo del templo. Sus fragmentos fueron encontrados durante las excavaciones.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Ruinas del templo de Zeus en Olimpia.

Templo de Artemisa

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Modelo reconstruido en el parque “Miniaturk” en Estambul.

Los habitantes de Éfeso construyeron el templo durante 120 años en honor a la diosa de la fertilidad Artemisa. El techo de la construcción estaba sostenido por 127 columnas de 18 m de alto cada una. El santuario estaba decorado con relieves, esculturas y pinturas, y la estatua de Artemisa estaba ubicada en el centro. Además de las ceremonias religiosas, las reuniones de negocios también se llevaban a cabo aquí activamente.

El templo fue reconstruido dos veces. En el 356 a. C., un demente quemó la primera construcción original, deseando así dejar su nombre en la historia. A principios del siglo siguiente, la estructura fue completamente restaurada con la ayuda del dinero de Alejandro Magno.

En el siglo IV, los cristianos prohibieron los cultos paganos y cerraron el santuario, pronto éste fue destruido. Como resultado de la excavación, se descubrieron los cimientos del edificio, luego se restauró una de las columnas y los fragmentos restantes se guardaron en el Museo Británico. Se creó una copia en miniatura del monumento arquitectónico a una escala de 1:25 en el parque Miniaturk en Estambul.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Una columna restaurada del templo de Artemisa en Turquía.

Mausoleo de Halicarnaso

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Este edificio con una altura de 46 metros comenzó a construirse durante la vida del gobernante de Caria. El primer nivel fue diseñado con enormes ladrillos de mármol y decorado con estatuas que ilustran las escenas de la epopeya griega. En el segundo nivel había un templo con 36 columnas, sobre las cuales se levantaba un techo en forma de pirámide con 24 escalones. La composición fue coronada con una escultura de Mausolo y su esposa Artemisia en una carroza en la parte superior del edificio.

Después de 1,5 mil años, el mausoleo fue destruido por un terremoto. Los cruzados que desembarcaron en la tierra de Asia Menor utilizaron los fragmentos del edificio como material para la construcción del Castillo de San Pedro de Halicarnaso; luego, los turcos construyeron aquí el Castillo de Bodrum.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Escombros del mausoleo, ubicados en el territorio actual de Bodrum en Turquía.

Coloso de Rodas

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Los habitantes de Rodas, liberados del asedio de los macedonios, decidieron erigir una estatua del dios Helios en agradecimiento por su ayuda. Las bases para la escultura fueron losas de mármol. Las enormes piezas de bronce se unieron al impresionante armazón de 33 metros, y las cavidades se llenaron con arcilla. La creación de la estatua requirió cerca de 8 toneladas de hierro y 13 toneladas de bronce.

El coloso fue la creación menos duradera de las 7 maravillas del mundo antiguo y solo perduró 60 años. Fue destruida por un terremoto que derribó las rodillas del dios Sol. Durante mucho tiempo, la estatua yació en el suelo, dando al mundo una expresión que se hizo popular: “un coloso con pies de barro”. En el año 2008, se había decidido restaurar a Helios en forma de una instalación luminosa. El proyecto en valor de 200 millones de euros todavía aguarda su ejecución.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Ahora así se ve la bahía de la isla de Rodas.

Faro de Alejandría

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

El faro de una altura de 120 m se había construido en la pequeña isla de Faros, a 1,3 km de Alejandría. En la planta baja había viviendas y cámaras donde se guardaban provisiones y combustible. La parte central en forma de octágono estaba decorada con estatuas que se usaban como veletas. La parte superior jugaba el papel de una linterna, extendiendo la luz del fuego por 48 km utilizando un sistema de espejos. La cumbre de la cúpula del faro estaba decorada con una estatua de la protectora de los navegantes Isis Faria.

El faro se mantuvo durante casi 1 000 años y fue destruido por un terremoto. A finales del siglo XV, el sultán de Egipto Qaitbey decidió construir una fortaleza defensiva aquí. Para su construcción utilizó el material restante del faro. La fortaleza sigue en pie y lleva el nombre del sultán.

Cómo se veían en realidad las 7 maravillas del Mundo Antiguo, las cuales ya nunca veremos en su aspecto original

Ciudadela de Qaitbay en el sitio del Faro de Alejandría.

Numerosos cataclismos no permitieron que las personas del siglo XXI vieran todas las 7 maravillas del Mundo Antiguo, pero tenemos una lista de las preciosidades modernas del mundo. En el año 2007, el director suizo Bernard Weber anunció un voto popular. De acuerdo con sus resultados, a la lista de las nuevas maravillas del mundo se añadió el Coliseo de Roma, la Gran Muralla China, la antigua ciudad de Machu Picchu en Perú, la antigua ciudad de Petra en Jordania, el Taj Mahal, la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro y la antigua ciudad maya Chichén Itzá, ubicada en el territorio actual del México.

Los países cuyos lugares de interés no formaron parte de la lista de las nuevas maravillas del mundo, empezaron a crear sus propios registros. Por ejemplo, hay siete maravillas de Rusia, como también siete maravillas de Ucrania. ¿Qué sitios u obras incluirías en la lista de las maravillas modernas del mundo?

Imagen de portada depositphotos, depositphotos