Científicos explican: La razón de por qué perder a un perro se siente igual como perder a un ser querido


La muerte o pérdida de una mascota puede ser muy dolorosa, para algunos prácticamente supone un luto equivalente a la pérdida de un ser querido humano.

Este dolor se ve acrecentado a menudo por la falta de comprensión y apoyo social cuando la pérdida es de un animal, ya que muchos consideran que es algo fácil y rápido de superar.

Sin embargo, un estudio demostró que despedirse de una mascota puede ser tan doloroso como perder a un familiar humano y explica las razones.

Los que hemos perdido a una mascota sabemos lo doloroso que puede ser, se siente tan mal como perder a un familiar humano. Ahora la ciencia explica las razones por las que la muerte de una mascota puede hacernos vivir un luto profundo.

Según el estudio elaborado por la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, el vínculo que se establece entre un humano y una mascota, especialmente el perro, es muy estrecho y sincero.

Pixabay

Entre el humano y el perro se produce el llamado efecto “base seguro”, el mismo que se da entre un niño y sus padres. Es que las mascotas hacen sentir a los padres a salvo, ya que como los hijos les dan amor, confianza y consuelo.

Como muchos sabemos no hay mayor dolor que la pérdida de un hijo, así que la muerte de un perro puede causar un dolor muy profundo.

A diferencia de la pérdida de un familiar, otro factor que contribuye a aumentar el dolor que se sufre ante la pérdida de un perro es la falta de comprensión y apoyo social.

Pixabay

Aunque esta pérdida perturba gravemente tu vida y puede causar depresión y tristeza, las personas alrededor suelen decir que “sólo se trata de un perro” y esperan que se supere relativamente rápido.

Al contrario de lo que sucede cuando perdemos a un familiar, no se te concede tiempo en el trabajo para pasar el duelo ni hay menos grupos de apoyo para superar la pérdida, informa Business Insider. 

Sin embargo, hay ciertas recomendaciones para los que afrontan una situación semejante que pueden ayudar a vivir el luto.

Un ritual: es recomendable organizar un funeral o ceremonia para conmemorar la vida y muerte de tu mascota. Esto nos permite psicológicamente cerrar la pérdida.

Pixabay

Sin prisas: No es necesario que tires todas las cosas que te recuerden a tu perro, tómate tu tiempo para despedirte de ellas antes de tirarlas o regalarlas.

Busca apoyo: Habla con personas que hayan vivido una situación semejante para que te den consuelo. También hay ciertos grupos de apoyo que pueden ayudarte.

Tiempo: Dicen que el tiempo lo cura todo. Aunque no olvides a tu mascota, tal y como nos pasa cuando perdemos a un familiar humano, no hay otro bálsamo más efectivo que el tiempo. Puedes estar seguro que con el paso del tiempo el dolor desaparecerá y que poco a poco serás capaz de recordar a tu mascota sin sufrimiento y con una sonrisa.

¿Has pasado por el dolor de perder a tu perro? ¿Cómo lo afrontaste? No dudes en compartir tu experiencia y consejos con los demás en el apartado de comentarios.